10 - Martes 15 de febrero de 2011 - Punta Arenas. Últimos días

Al final todavía me quedé algún día más en Punta Arenas. El terror a enfrentarme de nuevo al viento y lo a gusto que estuve en el Backpacker's Paradise con Roni y Cristian fueron los culpables. Cual Ulises, en el hostel hallé mi Calipso particular, en la isla donde no corre el tiempo, pero finalmente fui capaz de resistirme a sus encantos y desplegué mis velas.

El Roni, el Cristian y servidor

Pero antes de partir me dio tiempo a hacer una fabada con la que triunfé. Cuando digo "fabada", entiéndase "potaje que recuerda a la fabada en el concepto", puesto que utilicé ingredientes locales:
-porotos, que vienen a ser fabes pintes
-chorizos de aquí, que son como criollos y se utilizan en las parrilladas
-tocino, que viene a ser el tocín
Curiosamente no tuve que espumarla. Quedó bastante rica y la mayoría de la gente (guiris en general) no habían probado nada parecido y se chupaban los dedos.

Ya pesé el equipaje de la bici. En el albergue había una pesa y aproveché, pero flipé un poco:
-Bici: 16,5 kg
-Equipaje: 28 kg
-Comida + cacharros de cocina: 15 kg
-Agua: 5 kg
O sea, 48 kg de carga sobre 16 kg de bici.

Otra anécdota que me pasó fue con un sueco que, por cierto, no tenía ninguna pinta de sueco. Fue tal que así:
(Miguel se encuentra sentado en el comedor del albergue departiendo amigablemente con otros alojados. Un hombre moreno, bajo, gordo y sudoroso entra en escena por la derecha)
-Sueco: Hola, ¿de dónde eres?
-Miguel: De España.
-Sueco: ¿De España, de dónde?
-Miguel: De Asturias. ¿Conoces?
-Sueco: Ah, sí. Gijón, Oviedo... Pues la sidra vasca es mucho mejor que la asturiana.
Así, sin venir a cuento y sin saber lo peligroso que soy yo. Estuve a punto de agarrarle por las solapas y abofetearle hasta que se retractase, pero opté por enviarle a mis padrinos para exigirle la debida satisfacción. No nos pusimos de acuerdo en las armas (yo quería un duelo a garrotazos con los pies enterrados y él un Fifa 2010) y al final preferí dejarlo correr. Pero entiendo que ha aprendido la lección y la próxima vez que se encuentre a un vasco lo primero que le dirá será que la sidra asturiana es mejor que la vasca.

Un trampantojo bastante bueno
"Carrete" es "juerga" en chileno
Tiré pa la izquierda, claro
Se me ocurren varias bromas, pero voy a pasar

1 comentarios:

LFS dijo...

Me ha encantado la historia del sueco, bien hecho! Un beso enorme y buena suerte con todo.

Publicar un comentario